Importancia de la gestión de datos para las empresas

La gestión de datos se ha convertido en una parte esencial de las empresas. Esto se debe a que cada día, cada minuto y cada segundo que pasa más y más datos son generados a diversos niveles. Nosotros en nuestras rutinas diarias y las empresas y sociedades con su quehacer cotidiano. Cada vez hay más y más procesos que nos brindan información sobre cómo funciona el mundo, las regularidades que se presentan y los accidentes en estas interacciones, sobre los cuales también se cuenta con datos sobre las soluciones aplicadas y los tiempos de demora en la gestión de desastres de diverso tipo. Todos somos datos, nos rodeamos de ellos y los producimos constantemente.

Es importante integrar a la gestión de datos como parte de las actividades regulares de la compañía

¿Para qué sirve la gestión de datos?

La gestión de estos datos es indispensable para todos, sobre todo, respecto de la toma de decisiones. ¿Cómo impacta la gestión de datos en las empresas y qué se necesita en el mundo de los negocios que puede ser brindado por este tipo de gestión en particular? Los negocios necesitan de establecer una forma de control sobre los datos para cubrir cinco necesidades principalmente:

  1. Mejorar procesos:

La información sirve para tener una adecuada optimización de los procesos regulares de las empresas. Así, la gestión de datos permite que se analice la forma de operar y se busque mejoras mediante la automatización de procesos, por ejemplo, lo cual permite una mejora en la eficiencia y productividad general.

2. Identificar oportunidades y tendencias:

La gestión de datos permite acceder a la información que surge de los clientes atendidos y de los procesos fruto de los servicios o productos ofrecidos permite identificar las áreas en las que el negocio tiene mayores oportunidades. Asimismo, mediante el análisis y contraste de los nuevos productos o servicios brindados, se pueden identificar oportunidades de crecimiento, mejora o especialización en los servicios mediante la identificación de tendencias.

3. Lanzar nuevos productos:

Al poder identificar patrones mediante la gestión de datos, es posible que las empresas puedan predecir, mediante el análisis de patrones, nuevos productos a ser lanzados. Esto se debe a que mediante el análisis de las tendencias existentes y el comportamiento del mercado y los clientes, es posible predecir el éxito de nuevos productos que se ajusten a las necesidades del sector atendido. De esta forma, las inversiones y crecimiento de las empresas se realizan en base a datos y son más confiables.

4. Servir a los clientes:

La gestión de datos, también, permite analizar el funcionamiento de las operaciones de la empresa e identificar áreas de mejora como en el servicio que se brinda a los clientes. Esto permite crear estrategias no solo para fidelizar a los clientes existentes, sino para atraer nuevos que se interesen en el tipo de atención y servicio que se les brinda.

5. Tomar decisiones informadas:

Finalmente, una de las grandes ventajas de la gestión de datos es su utilidad en la toma de decisiones informadas. Esto permite que la gestión empresarial a todo nivel tenga sustento en el direccionamiento de las operaciones con sustento sólido. En ese sentido, disminuyen los riesgos y se garantiza un mayor éxito en la introducción de cambios y mejoras.

Como se puede observar, la gestión de datos está ligada al desarrollo de las actividades de las empresas y a su crecimiento, de modo que les permite realizar más y mejores procesos optimizando los recursos de los que disponen. En suma, para poder liderar el mercado, se debe liderar la gestión de datos. En ese sentido, almacenar, proteger y saber gestionar los datos es indispensable.

Las empresas generan gran cantidad de datos por segundo que deben ser gestionados adecuadamente.

Principales problemas en la gestión de datos

  1. Mantener la fiabilidad de los datos:

Parte de la gestión de datos está centrada en el cuidado con su almacenamiento. Esto implica mantener los datos correctos y evitar que exista información faltante o duplicada que entorpezca su utilización. En este sentido, pese a que parte del análisis de datos se centra en la limpieza de los mismos, es indispensable que, desde su almacenamiento los datos no presenten errores que puedan llevar a pérdida de información.

2. Actualizar los procesos de almacenamiento:

Conforme las empresas crecen y la tecnología utilizada se va haciendo más sofisticada, además de los cambios tecnológicos constantes a los que estamos expuestos, la gestión de datos debe encargarse también de velar por que los procesos de almacenamiento se optimicen y se ajusten a las necesidades cambiantes de la realidad. De esta forma, no solo debe buscar aumentar la capacidad de almacenamiento, sino de utilizar los sistemas cada vez más actualizados de almacenamiento sea en la nube u on premise.

3. Mantener los datos actualizados:

La gestión de datos debe encargarse, asimismo, de asegurarse de que no existan interrupciones o inactividad en el almacenamiento de la información. Sea por errores de conectividad, de los equipos utilizados u error humano, la pérdida de información debe detectarse y prevenirse. Esto en razón de que los datos para ser utilizados deben brindar el mayor detalle posible, de modo que puedan utilizarse para varios procesos de análisis de los que depende la gestión de datos.

4. Mantener los datos seguros:

Dada la creciente cantidad de ciberamenazas existentes y las constantes mutaciones de ransomware que ataca desde países hasta equipos de funcionarios, es indispensable considerar un sistema de seguridad como parte de la gestión de datos. Debido a que muchos de los procesos dependen de los datos recibidos, el sistema de seguridad que se debe manejar debe ser acorde a las necesidades de la empresa. Esto implicará que se cuente con un backup y recovery.

La adecuada gestión de datos puede llevar a una mejor toma de decisiones y crecimiento de la organización.

Conclusión

En síntesis, dado que las claves del crecimiento empresarial, innovación y mejora de los procesos están en relación directa con la gestión de los datos como hemos podido observar, es indispensable analizar de qué forma guardamos y gestionamos este gran activo en nuestras compañías. ¿Sabemos qué sistemas de almacenamiento utilizamos? ¿Conocemos los sistemas de seguridad que tenemos? ¿Nuestros datos se encuentran seguros? ¿Conocemos nuestro sistema de recuperación de datos? Es esencial tener las respuestas a estas preguntas y más que surgen a partir de valorar la importancia de la información que manejamos y la cual nos puede llevar al siguiente nivel.