Hosting

El alojamiento web (en inglés: web hosting) es el servicio que provee a los usuarios de Internet un sistema para poder almacenar información, imágenes, vídeo, o cualquier contenido accesible vía web. Es una analogía de «hospedaje o alojamiento en hoteles o habitaciones» donde uno ocupa un lugar específico, en este caso la analogía alojamiento web o alojamiento de páginas web, se refiere al lugar que ocupa una página web, sitio web, sistema, correo electrónico, archivos, en Internet o más específicamente en un servidor, que por lo general hospeda varias aplicaciones o páginas web.

Las compañías que proporcionan espacio de un servidor a sus clientes se suelen denominar con el término en inglés web host.

 

¿Hosting como negocio?

El hospedaje web aunque no es necesariamente un servicio, se ha convertido en un lucrativo negocio para las compañías de Internet en todo el mundo. El hosting u hospedaje es un espacio en un servidor en el cual se guardará toda la información de tu sitio web y estará activo durante un año. Se puede definir como «un lugar para tu página web o correos electrónicos», aunque esta definición simplifica de manera conceptual el hecho de que el alojamiento web es en realidad espacio en Internet para prácticamente cualquier tipo de información, sea archivos, sistemas, correos electrónicos, videos, etcétera.

Es decir, El hosting, o alojamiento web es un servicio donde podrás alojar todos los contenidos necesarios (textos, imágenes, bases de datos, emails…) para que tu web y correo sea accesible por cualquier usuario en internet en cualquier momento.

Del mismo modo que hotel aloja a sus huéspedes en habitaciones, un mismo servidor puede alojar varias webs con su correo y bases de datos dentro de la misma máquina, a cada uno de esos espacios los llamamos hosting.

 

¿Cómo funciona?

Un servidor es una computadora física que funciona ininterrumpidamente para que tu sitio web esté disponible todo el tiempo para cualquier persona que quiera verlo. Tu proveedor de alojamiento es el responsable de mantener el servidor en funcionamiento, protegerlo de ataques maliciosos y transferir tu contenido (como texto, imágenes, etc) desde el servidor a los navegadores de tus visitantes.

Cuando decides crear una página web nueva, tienes que encontrar una empresa de hosting que te proporcione espacio en un servidor. Tu proveedor de hosting almacena todos tus archivos, medios y bases de datos en el servidor. Cada vez que alguien escribe tu nombre de dominio en la barra de direcciones de su navegador, tu servidor transfiere todos los archivos necesarios para atender la solicitud.

Así que, debes elegir el plan de hosting que mejor se adapte a tus necesidades. De hecho, el hosting web funciona de manera similar al alquiler de viviendas; tienes que pagar el alquiler regularmente para poder mantener el servidor funcionando continuamente.

Para reducir los riesgos, todos los planes de Hostinger vienen con una garantía de 30 días para la devolución del dinero para que puedas comprobar que nuestro servicio realmente se ajusta a tus necesidades. Cuando tu página web crezca y necesites más espacio en el servidor, puedes pasarte a uno de nuestros planes más avanzados sin demoras.

 

De hecho, ni siquiera necesitas tener conocimientos de programación para realizar tareas cotidianas de administración de páginas web. Por ejemplo, puedes cargar archivos HTML y otros en el servidor, instalar sistemas de gestión de contenidos como WordPress, acceder a tu base de datos y crear copias de seguridad para tu sitio.

Aunque la plataforma de alojamiento cPanel utilizada por la mayoría de los servidores web es una herramienta poderosa, puede resultar algo intimidante para los usuarios sin conocimientos técnicos que solo quieren tener un sitio en funcionamiento rápidamente. Por lo tanto, nuestro equipo decidió construir un panel de control personalizado para nuestros usuarios: hPanel.

Además de proporcionar un espacio de servidor para tu sitio web, los proveedores de alojamiento también pueden ofrecer otros servicios relacionados con la administración del sitio web, tales como:

  • Certificados SSL
  • Hosting de correo electrónico y constructores de sitio
  • Herramientas para desarrolladores
  • Servicio de atención al cliente 24/7
  • Copias de seguridad de sitios web automáticas
  • Instalación de softwares, como WordPress o Drupal y muchos más, con un solo clic

 

¿Qué tipos de hosting existen?

Existen cuatro modalidades de hosting:

  • Hosting compartido: este tipo de alojamiento es el más empleado. Dentro de un mismo servidor, compartiendo recursos de CPU y RAM se alojan múltiples hostings. Este servicio está pensado para proyectos ligeros tanto personales como profesionales que no requieren de un uso demasiado intensivo de los recursos del servidor.
  • Hosting VPS: en esta modalidad de alojamiento dispones de un servidor virtual con unos recursos de CPU y RAM garantizados para tu alojamiento. Al tener una serie de recursos dedicados para tu web evitas problemas de falta de recursos derivados de los hostings compartidos. Este tipo de alojamiento es el paso intermedio entre una máquina dedicada y el hosting compartido.
  • Hosting dedicado: en este caso dispones de un servidor físico enteramente para tu proyecto. Esto significa que tienes toda la potencia de CPU y RAM disponible del servidor en exclusiva para tu web. Se recomienda este tipo de servicios para web con un alto consumo de recursos.
  • Hosting Cloud: es un servicio de alojamiento donde los recursos de tu máquina se adaptan al consumo de la web. De esta forma cuando la web tenga pocas visitas, tendrá una cantidad de recursos asignados pequeña y cuando tengas picos de visitas, la potencia de la máquina aumentará para poder seguir ofreciendo un servicio de forma óptima. Los servicios de Cloud están pensados para ofrecer una cantidad de recursos superior a la que puede ofrecer un servidor dedicado y están pensados para las webs más exigentes o los eventos más importantes.

 

¿Cuál es la diferencia entre hosting y dominio?

Además de registrarte en un servicio de alojamiento web, también necesitas comprar un nombre de dominio. Si bien el hosting web te permite alquilar un espacio de servidor para tu sitio, el dominio es la dirección de tu sitio. Hosting y dominio son dos partes esenciales de cualquier sitio web.

Cuando los usuarios quieran visitar tu sitio, escribirán el nombre del dominio en la barra de direcciones de su navegador web y tu servidor transferirá el contenido solicitado.

Con la mayoría de los proveedores de alojamiento web, tienes que comprar tu nombre de dominio por separado. O bien, si ya tienes un dominio, también puedes transferirlo a tu proveedor de hosting actual. De forma similar a los planes de alojamiento web, tienes que pagar por tu dominio anualmente para mantener la propiedad del mismo.