¿VPS o hosting compartido?: guía para decidir

En este artículo hablaremos sobre los dos tipos de alojamiento web más populares que pueden satisfacer tus necesidades: hosting compartido o hosting con VPS. ¿No sabes por cuál optar? No te preocupes, ya que aquí ITD te ofrece una guía completa para facilitar tu decisión.

Qué es un VPS y por qué deberías probar uno

En primer lugar, ¿qué es un hosting?

Los diferentes tipos de alojamiento web te permiten realizar diferentes niveles de personalización en tu servidor. Varían en precio, rendimiento (por ejemplo, tiempo de carga de la página) y la disponibilidad del servicio (por ejemplo, tiempo de actividad).

Ahora, ¿qué es un hosting compartido?

El Hosting Compratido significa que un sitio web comparte el alojamiento en un mismo servidor con otros sitios en un determinado espacio del mismo servidor.

Por lo general, este tipo de servicio suele ser económico por limitaciones de rendimiento, almacenamiento y permisos del servidor.

En general, las ventajas más resaltantes son:

 

Altamente asequible

Dado que prácticamente no ocupa espacio, recursos o privilegios adicionales, el proveedor puede ofrecer planes muy económicos que hacen el trabajo la mayor parte del tiempo. Si bien los precios varían de un proveedor a otro, es fácil encontrar ofertas que ofrezcan anfitrión por $ 1 por mes.

Configuración sencilla

El alojamiento compartido es fácil de configurar. Si va a administrar un solo sitio web, ya está configurado y lo más probable es que nunca necesites hacer nada más que trabajar en el front-end.

Es más, si algún día necesitas realizar copias de seguridad y agregar usuarios de FTP, por ejemplo, se simplifica con el uso de software estandarizado como cPanel, que viene preinstalado en casi todos los entornos de alojamiento compartido.

Infraestructura administrada

Con el alojamiento compartido, trabaja como un usuario avanzado y no deberás preocuparte por lo que hay detrás. El tiempo de inactividad del sistema, el mantenimiento, las actualizaciones están a cargo de otra persona. Si algo sale mal, el equipo de soporte estará presente, incluso en caso de que el problema sea complejo. Además, harán un seguimiento con su equipo técnico.

Sin embargo, existen desventajas:

Si bien es fácil trabajar con él, es un entorno extremadamente restrictivo y tiene pocas opciones si el valor predeterminado no cumple el propósito.

Además, si un sitio web está experimentando una gran carga, afectará a todos los demás que comparten recursos, es decir, su sitio web se podría volver lento de repente sin ningún motivo. La seguridad es otra preocupación importante al igual que el rendimiento.

Si bien estos servidores son gestionados y monitorizados las 24h del día por el personal técnico, estos usan una configuración standard. Y aunque se pueden hacer diversos ajustes a cada sitio web, no hay libertad absoluta para ello como ocurre en un servidor vps.

¿Qué es un VPS?

Aquí el cliente dispone de un servidor exclusivamente para él, dispone de sus propios recursos de RAM, CPU, disco, Ips, entre otros y no es compartido con otros clientes como si sucede en web hosting compartido. Con el hosting VPS, tienes el mismo acceso de nivel raíz que si alquilaras un servidor dedicado, pero a un costo mucho más bajo.

¿Cuáles son las ventajas de un VPS?

 

Rapidez y confianza

Es más rápido y más confiable que un servidor de hosting compartido. Dado que los recursos del servidor, como la memoria o la potencia de procesamiento, están garantizados, existe una fluctuación de cero a mínima en los recursos disponibles.

Fluidez

Los problemas y aumentos de tráfico de otros usuarios del servidor no afectan a tu sitio.

Accesibilidad

Obtienes acceso de superusuario (root) a tu servidor. Además, es un servicio fácil de escalar. A medida que tu sitio web crece, puedes mejorar fácilmente los recursos de tu servidor (RAM, CPU, espacio en disco, ancho de banda, etc.).

Privacidad

Obtienes mayor privacidad, ya que tus archivos y bases de datos están bloqueados para otros usuarios del servidor.

¿Tiene desventajas?

Por su puesto, en primer lugar, es más caro que el hosting compartido. Asimismo, se requiere más conocimiento técnico para administrar tu servidor. Por último, los servidores mal configurados pueden generar vulnerabilidades de seguridad.

Conclusión:

El hosting compartido es la solución para los propietarios de sitios web con menos tráfico. Es el punto de partida de la mayoría de las pequeñas empresas y bloggers. Con el hosting compartido, se divide el mismo servidor físico entre varios clientes de la empresa de hosting. Por lo tanto, no obtienes recursos dedicados para ti, ya que tu sitio se ejecuta en el mismo sistema operativo que el de los demás.

El hosting VPS generalmente se ve como el paso siguiente después de que tu sitio web crezca fuera de los límites de recursos del hosting compartido. Si el plan de hosting web compartido más avanzado ya no es suficiente para ejecutar tu sitio web sin problemas, es momento de pasarse a un plan de VPS.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *